10 errores comunes al emprender según Guy Kawasaki

10 errores comunes al emprender según Guy Kawasaki

Emprender es una tarea muy ilusionante pero desde luego, nada sencilla. Conoce a continuación 10 errores comunes al emprender según Guy Kawasaki; especialista en marketing, escritor y fundador de Garage.com, entre otros muchos logros.

1. Fijar el mercado de forma errónea

Es habitual en la nueva empresa fijar el mercado que se está persiguiendo mediante una multiplicación de un gran mercado por un 1%. De esta forma se justifica un mercado interesante a la vez que se presenta como una estimación conservadora para el negocio.

Los dos problemas con que se encuentra esta estimación son los siguientes:

  • En primer lugar, obtener el el 1/2% de un mercado cualquiera no es tan sencillo.
  • Por otra parte, los inversores no suelen ceder ante planes d negocios tan modestos donde los directivos únicamente se ven con capacidad para alcanzar el 1% del mercado correspondiente.

2. Expandir el negocio demasiado pronto

A menudo se peca de expandir la empresa demasiado pronto.  Es decir, incrementar la inversión, los gastos y la capacidad productiva cuando aún no se está preparado. Más tarde, cuando llegan los retrasos en las ventas, se hace difícil mantener esa infraestructura excesiva y los gastos siguen creciendo, mientras que los retrasos se suceden.

3. La obsesión por asociarse

Pensar que dos organizaciones resolverán sus debilidades a través de la asociación es lo mismo que pensar que dos más dos es igual a tres. No pierdas de vista esto: lo único que realmente importa son las ventas.

4. Venderse de forma errónea

A veces nos centramos en vendernos a través de una presentación sobre papel en lugar de crear directamente prototipos. La clave del éxito es tener un prototipo que reduzca el primer riesgo con que se encuentran los inversores: el de que los directivos puedan obtener un producto terminado.

5. Hacer presentaciones que no venden

A la hora de presentar, debemos seguir la regla 10/20/30: no hacer más de 10 diapositivas, no tardar más de 20 minutos, y no superar los 30 puntos de tamaño de texto.

6. Imaginar que las cosas seguirán un orden

A la hora de planificar imaginamos que los acontecimientos nos vendrán ordenadamente, una cosa cada vez: primero obtener la inversión, después formar el equipo, a continuación escribir el software, antes de la creación de prototipos, conseguir venderlo y finalmente cobrar.

En la vida real, será necesario hacer todas estas cosas al mismo tiempo, tratándose de un proceso paralelo.

7. Pensar que el 51% equivale al control de la empresa

Se dice que en el momento de externalizar la inversión, el emprendedor pierde el control de la empresa. En ese momento la obligación moral, ética y financiera es para con la inversión de fuera.

8. Creer que las patentes te aseguran la defensa de tu proyecto

Es necesario decir que hemos presentado patentes pero basta con decirlo una vez. Esto es positivo para la entidad que te adquiera en el futuro, pero no te protegerá por siempre y a los inversores iniciales les gusta pero no es decisivo.

9. Contratar personal a tu imagen y semejanza

Es necesario contar con un equipo equilibrado para no contar con serias deficiencias en recursos humanos.

¿Qué se necesita básicamente en una startup?: A alguien para hacer, a alguien para vender y alguien para recoger o cobrar. En una empresa en Internet; tecnología, ventas y administración.

10. Que el inversor de capital privado sea tu amigo.

Es un fallo común pensar que tus inversores estarán siempre ahí incluso si no cumples los objetivos.

La «amistad» termina en cuanto tu negocio no rinda, al fin y al cabo, los inversores son eso, inversores. La clave para gestionar la inversión es sencilla: cumplir con las proyecciones.

A la hora de establecer objetivos, debes buscar un mínimo de confianza del 80%. Vale más prometer a la baja y cumplir a la alza que a la inversa.

11. Pensar que los inversores te van a ayudar.

No cuentes con tus inversores para obtener ayuda, o como se dice, para que añadan valor a tu negocio. Los inversores son gente realmente ocupada, que revisan diversas oportunidades de inversión cada día.

De ellos cabe esperar que hagan una llamada o envíen un mail para ayudar en una contratación en caso de conocer a alguien pero no mucho más. Lo único con lo que debes contar es con el dinero que decidan emplear en tu negocio y como mucho con unas 3 o 4 hora al mes de su atención.

Espera… ¿te has percatado? 👀👉

Prometimos diez consejos y hemos dado diez. No es casualidad, Kawasaki afirma que siempre da once puntos en sus listas de diez, ya que como antes comentábamos, es mejor prometer a la baja y cumplir a la alza.

¿Te han sido útiles estos 10 errores comunes al emprender según Guy Kawasaki? Esperamos que sí y te deseamos mucha suerte en tu camino como emprendedor.

¿Podemos ayudarte?

Estaremos encantados de poder colaborar con tu empresa. Ponte en contacto con nosotros y te resolveremos cualquier duda que tengas.

    ¿Podemos ayudarte?

    Estaremos encantados de poder colaborar con tu empresa. Ponte en contacto con nosotros y te resolveremos cualquier duda que tengas.