Cómo afectan a los autónomos los Presupuestos Generales del Estado 2018

Recientemente se ha anunciado la aprobación definitiva de los Presupuestos Generales del Estado 2018, tras el gran giro que ha vivido el panorama político en las últimas semanas, cambio de Gobierno inclusive. Esta situación ponía en jaque la aprobación al fin de las Cuentas Públicas previstas para este 2018 que ya habían recibido el visto bueno por parte del Congreso el pasado 24 de mayo.

Las medidas incluidas en los Presupuestos entrarán en vigor con su publicación en el BOE en los próximos días. A continuación, te contamos cómo afectan a los autónomos los Presupuestos Generales del Estado 2018:

Sube la cuota de autónomos

Desde el momento de puesta en marcha de las nuevas Cuentas Públicas el autónomo que cotice por la base mínima, es decir el 80%, pasará de pagar los 275 euros mensuales en concepto de cuota a 278,87 euros. Esta subida de más de tres euros se debe al incremento del 1,4% de la base mínima de cotización que recogen los Presupuestos Generales del Estado 2018, que se hallaba congelada. Ahora, la base mínima de cotización pasará a ser de 932,70 euros. Esto implica un encarecimiento de 13 euros respecto a la actual.

También la base máxima de cotización experimentará la misma subida. Por lo que los escasos autónomos que paguen la cuota más cara también sufrirán el incremento.

Cambia la cotización del autónomo societario

Los autónomos societarios, persona jurídica, no deben temer esta subida de cuota pese a que su cotización se desvincula del Grupo 1 del Régimen General y pasa a estar regulada por los Presupuestos Generales, pero no los de este año.  La ausencia de los mismos a comienzos  de año dio lugar a una subida de la cuota del autónomo societario del 4% el pasado enero conforme a la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que marca la cotización del Régimen General.

En definitiva sobre este punto, el autónomo societario tendrán que esperar a los Presupuestos de 2019 para ver formalizada esta nueva vinculación y sus consecuencias. Por el momento tendrá que seguir pagando 357 euros mensuales de cuota a la Seguridad Social para cotizaciones mínimas establecidas en 1.198,08 euros.

Incremento de las pensiones mínimas del 3,1% en los Presupuestos Generales del Estado 2018

La pensión media del autónomo apenas alcanza los 646 euros según la Unión Profesional de Trabajadores Autónomos pero la partida presupuestaria para estas prestaciones sociales de 127.110 millones, un 3,5%  más que en 2017, cubrirá un incremento del 1,6% en las pensiones inferiores de 700 euros. Este incremento afectará a 1.220.810 de pensionistas autónomos.

El resto de la subidas que se contemplan son:

  • 3,1%  en las pensiones mínimas y no contributivas. En torno a 733.000 pensionistas autónomos se beneficiarán de esta subida.
  • 2% para las pensiones de viudedad
  • 1% para pensiones entre 700 y 800 euros mensuales

Continua la tarifa plana para los nuevos autónomos

Seguirá aplicándose la tarifa plana, así como la ampliación de seis meses a un año la cuota de 50 euros a la Seguridad Social para nuevos autónomos, en vigor desde el 1 de enero de 2018 recogida en la Ley de Medidas Urgentes del Trabajo Autónomo y de la que ya se han beneficiado 57.0222 autónomos dados de alta desde enero hasta el 31 de mayo de 2018.

Incorporación de ayudas a la familia

Los Presupuestos de este año incorporan un paquete de ayudas a la familia cuyo fin es el de facilitar la conciliación laboral y económica:

  • Aumento del permiso de paternidad para trabajadores por cuenta propia y ajena de las cuatro semanas actuales a cinco y con nuevas deducciones fiscales.
  • Deducción de hasta 1000 euros anuales en el IRPF en concepto de guardería para los trabajadores con hijos de entre 0 y 3 años.
  • Deducción de 600 euros para las familias numerosas a partir del cuarto hijo.

Se amplía la tarifa plana para autónomos de municipios pequeños

Con el objetivo de prolongar la buena marcha del autoempleo también en municipios pequeños se destina una partida de 520 millones de euros para que aquellos emprendedores cuya actividad se desarrolle en pueblos con menos de 5.000 habitantes puedan tener un año adicional de tarifa plana. Por lo que éstos disfrutarían durante dos años de la cuota de Seguridad Social de 50 euros.