ddefinición de falso autónomo

Definición de falso autónomo

El falso autónomo es una figura que se ha multiplicado en el mundo laboral a raíz de la crisis económica. Consiste en una forma encubierta de un trabajo asalariado que supone un fraude de ley en la contratación por parte de algunas empresas. A continuación, desde Asesoría Contatorre contextualizamos y esclarecemos la definición de falso autónomo.

Medidas contra la figura del falso autónomo

Ante la magnitud del problema de los falsos autónomos, el Gobierno de Pedro Sánchez ha decidido afrontarlo como una de sus primeras medidas. El Plan Director por un Trabajo Digno ya lleva cuatro meses funcionando: una serie de medidas aprobadas en Consejo de Ministros, que cuenta con un amplio apartado con propuestas específicas para luchar contra el fenómeno de los falsos autónomos.

Este Plan ha permitido aflorar en cuatro meses un total de 11.978 ‘falsos autónomos’ que ya cotizan en el Régimen General de la Seguridad Social.

Pero, ¿cuáles son las características que te convierten en un falso autónomo?

Características del falso autónomo

La figura del falso autónomo abarca a aquellos autónomos que deben cumplir un horario concreto, con el equipamiento de la misma compañía y un salario previamente especificado. Se estima que hay alrededor de 300.000 profesionales en España que lo son. La inspección de trabajo ya ha realizado 12.000 controles para detectar este fraude laboral y ponerle remedio.

En definitiva, los falsos autónomos realizan el mismo trabajo que un asalariado, con la diferencia de que son ellos los que deben pagarse las cuotas de la Seguridad Social y no tienen derecho ni a paro ni a indemnización por despido ni a vacaciones retribuidas ni a permisos, excedencias ni reducción de jornada.

Además, los falsos autónomos concurren también en las obligaciones de llevar la contabilidad de su actividad, emitir facturas y cumplir con sus obligaciones con la Seguridad Social.

Denunciar la situación

En caso de denunciar, el autónomo recibiría indemnización, paro y recuperaría todo el dinero de las cuotas de la Seguridad Social que ya hubiera abonado.